Feeds:
Entradas
Comentarios

 

PANORAMA DEL NUEVO TESTAMENTO

Esta es la presentación del repaso del estudio de la carta a los colosenses. No dudas en publicar aquí tus comentarios, tus maestros están atentos a tus inquietudes🙂

Introducción a Colosenses

LOS EVANGELIOS PROCLAMAN EL EVANGELIO
Por: Efraín Toledo Rodríguez

I. EL EVANGELIO Y LOS EVANGELIOS
A. Origen del género.
Proviene del vocablo griego Euaggelio (eujaggevlion), buena noticia, buenas nuevas.

1. se remonta a culturas paganas. Se utilizaba para describir la recompensa que se daba por una buena noticia.
2. Posteriormente el concepto evoluciono hasta significar la buena noticia.
3. De aquí evangelio se convierte en el medio de proclamación en determinados contextos, casi siempre relacionados con el reino. Por ejemplo:
a) el nacimiento del primogénito del rey (le da continuidad).
b) anuncio de una gran victoria militar (le da seguridad).
c) la coronación de un nuevo monarca (garantizaba gobierno).
d) la boda del rey o alguien de la familia real.
4. Así el termino evangelio pretende resaltar un gran acontecimiento, no cualquier cosa.
5. Es un suceso relevante.
II. USO DEL VOCABLO EN EL CONTEXTO BÍBLICO.
Se ve por primera vez en el Nuevo Testamento, en los evangelios con el propósito de expresar el acontecimiento Cristológico.
A. Es una nueva forma de escribir la historia de la redención.
Es la gran noticia de un acontecimiento UNICO que acaba de acontecer. Es un anuncio del señorío de Cristo de aquí en adelante hasta hoy.
Un solo evangelio una sola buena noticia.
B. La intención del genero evangelio.
Dejar establecido que Jesús murió y resucito por nosotros (Gal. 1: 6 al 9). Ahora el evangelio es el medio por medio del cual el Cristo resucitado esta presente en la iglesia.
Su función principal es la proclamación o el kerygma (Rom. 1: 16)
C. Formas de proclamar el mensaje.
Dentro de los evangelios se utilizan dos formas para expresar el mensaje de salvación.
1. Transmisión de los dichos de Jesús
Se da de diversas maneras utilizando géneros literarios que presentan las palabras y las predicaciones de Jesús.
a). Palabras proféticas
Para los evangelistas Jesús es el profeta final. Habla con autoridad propia, sin usar la frase conocida así dice el Yahve Mateo 5: 21,27,31,33; Lc. 10: 23,24. Oísteis que fue dicho … mas yo os digo…
b). Dichos Sapienciales o palabras de sabiduría.
Sentencias de Jesús que pretenden trazar unas nuevas formas de ver la vida. Dichos éticos que tienen que ver con el comportamiento de los súbditos del nuevo reino. Mt. 6: 19 al 34; 7: 12.
c). Parábolas.
Historias de la vida cotidiana que pretendían enseñar una verdad en cuanto al reino de Dios.
d). Mandamientos (palabras reguladas).
Regular las normas de la nueva comunidad de fe. Se instruye a la iglesia como se deben hacer las cosas. Ej. Mateo 18: 15; Marco 8: 34 al 38
e). Palabras alusivas a su misión.
Jesús mismo se refiere al propósito de su misión. Marcos 2: 17; 10: 45. Lucas 19: 10.
2. La transmisión de los hechos de Jesús.
Se pretende establecer lo que hizo Jesús como parte de su misión.
a). Historias de la pasión.
Se narran los eventos entorno a la cruz, desde diferentes perspectivas, pero con un fin común (el kerygma). Un conjunto de relatos bien elaborados que pretenden resaltar el sacrificio vicario de Cristo en la cruz (Lc. 24: 45). Los cuatro evangelios nos relatan el evento de la crucifixión.
b). Historias de milagros: presentan los actos taumatúrgicos de Cristo con el
único fin de resaltar el poder sanador que hay en sus palabras. La intención es poner de relieve que con la llegada de Cristo también llego la época mesiánica, el tiempo se ha cumplido. Marcos 5: 1 al 43; 4: 35 al 41. Jesús tiene poder sobre la naturaleza, las enfermedades y los demonios. Solo Dios tiene ese poder.
c). Historias sobre Cristo mismo.
Resaltan la importancia de la aparición del Cristo histórico. Encontramos lo siguiente:
1. Relatos del nacimiento- su procedencia divina (Lucas 2: 8 – 15).
2. Relatos de su infancia – su desarrollo humano (Lucas 2: 52-52).
3. Relatos del bautismo – su unción para el ministerio (Mateo 3: 13).
4. Relatos sobre la transfiguración – su divinidad (Marcos 9: 2-7).
Los evangelios nos ayudan a comprender la vida histórica de Jesús.
IV. EL EVANGELIO CUADRUPLE

En fecha temprana posterior a la publicación del cuarto evangelio, los cuatro evangelios canónicos comenzaron a circular en una sola colección, y han seguido así desde entonces. No se ha podido determinar quién los juntó en un solo corpus cuádruple, como tampoco se ha podido determinar a ciencia cierta dónde se conoció primeramente este corpus cuádruple se han hecho propuestas tanto para Efeso como para Roma. Escritores católicos y gnósticos por igual evidencian, no sólo tener conocimiento del evangelio cuádruple, sino aceptación de su autoridad. El Evangelio de la Verdad valentiniano (140–150 d.C.), recientemente descubierto entre los escritos gnósticos de Quenoboskión, no tenía como intención complementar o remplazar a los cuatro evangelios canónicos, cuya autoridad da por supuesta; constituye más bien una serie de meditaciones sobre el “verdadero evangelio” que se conserva en los cuatro (como también en otros libros del NT). .
Los cuatro evangelios son anónimos en el sentido de que ninguno de ellos incluye el nombre de su autor. La primera referencia a Mateo y Marcos como evangelistas se encuentra en Papías, obispo de Hierápolis, Frigia, en la primera mitad del siglo. II d.C. Su afirmación, hecha con la autoridad del “anciano”, de que “Marcos, el intérprete de Pedro, escribió verazmente todas las palabras y obras del Señor de las que él (Pedro) hizo mención, pero no en orden …”, es indudablemente una referencia a nuestro segundo evangelio. Su afirmación acerca de la compilación de logia por Mateo es más problemática, y todavía se discute si se trata de una referencia a nuestro primer evangelio, o a una colección de los dichos de Jesús (como se ha sugerido en este artículo), o a una cadena de profecías mesiánicas, o a alguna otra cosa. Las primeras referencias explícitas a Lucas y Juan como evangelistas proceden de los prólogos antimarcionitas a los evangelios (prólogos que hasta cierto punto por lo menos se sirven de la obra perdida de Papías), y de Ireneo. Este último resume el relato que había recibido como sigue: “Mateo dio a conocer un evangelio escribiendo entre los hebreos en la propia lengua de ellos, mientras Pedro y Pablo predicaban el evangelio en Roma y fundaban la iglesia allí. Luego de su partida, Marcos, el discípulo e intérprete de Pedro, nos ha entregado igualmente en forma escrita la sustancia de la predicación de Pedro. Lucas, compañero de Pablo, asentó en un libro el evangelio proclamado por dicho apóstol. Luego Juan, el discípulo del Señor, que se reclinó en su pecho, a su vez publicó su evangelio mientras se encontraba en la ciudad de Éfeso en Asia”.
Sin endosar todo lo que dice Ireneo, podemos estar francamente de acuerdo en que en los evangelios canónicos tenemos el testimonio apostólico de la revelación redentora de Dios en Cristo conservado en forma cuádruple.

A %d blogueros les gusta esto: